2.26.2013

Batalla en la red entre la Plataforma Marcos Readmisión y Telefónica-Movistar


Mientras la solidaridad y el apoyo social a la lucha por la readmisión de Marcos crecen, tanto en la calle como en la red, la dirección de la empresa no deja de dar pasos en falso. Hoy hemos asistido a un suceso sorprendente, ver cómo Telefónica-Movistar manipulaba las redes sociales para conseguir lavar su maltrecha imagen y deslegitimar nuestra lucha. Es práctica habitual que las empresas manipulen las redes para vender sus productos. Sin embargo, nos hemos quedado atónitos y atónitas al ver que la empresa pretendía mostrar con un trending topic que tienen apoyo social en su negativa a readmitir a nuestro compañero injustamente despedido por bajas médicas. No sólo eso, sino que además de apoyo social han querido demostrar que pueden generar ciberactivismo suficiente como para colocar el hashtag #palabrasneciasmovistarsorda en los mapas de TT estatales justo al mismo tiempo que nosotros conseguíamos alcanzar nuestro TT con #MovistarNóosAvergüenzaUnRato.

Sin embargo, la gran mayoría de los tuiteros que luchaban contra la readmisión de Marcos y en defensa de los intereses de Telefónica-Movistar [1] tenían perfiles falsos, en su mayoría bots con fotos de modelos que pueden buscarse fácilmente en google. Cientos de esos perfiles habían enviado diferentes mensajes exactamente a la misma hora desde la misma aplicación. La acción no solo es cruel, porque muchos de los mensajes difaman a un trabajador indefenso sino que es ridícula; ¿quién iba a creer que Telefónica-Movistar, una empresa que acaba de contratar a Rato y entre cuyos accionistas se encuentran La Caixa y el BBVA pueda generar una acción colectiva en la red para lavar su imagen y defender sus derechos?  

Esta reacción de Telefónica-Movistar ante nuestra persistente lucha resulta muy interesante. Por ejemplo, es sorprendente comprobar que la empresa ha pretendido imitar las tácticas de los movimientos sociales, nuestras tácticas. Seguramente habrá sido porque nos están funcionando, porque con nuestra bulliciosa actividad en todos los frentes, en la calle y en la red va, poco a poco, abriendo una brecha donde podemos ir minando el pensamiento único. Poco a poco vamos haciendo llegar nuestros argumentos y nuestras razones a cada vez más gente, sin tener que pasar por los grandes medios de comunicación, que Telefónica-Movistar controla con el mecanismo de la publicidad. Pero Telefónica-Movistar puede silenciarnos en los mass media, como se describe con detalle en el número de Navidad de la Revista Mongolia, pero no puede engañar a la sociedad de una manera tan ridícula.

Nuestros argumentos convencen porque son justos. Lo único que decimos a la sociedad es que no podemos permitir ni un solo despido, aunque nos indemnicen, porque el trabajo no se puede comprar ni vender, el trabajo no es una mercancía. Y no podemos permitir que nos despidan por estar enfermos, porque la enfermedad forma parte de nosotros y nosotras como seres humanos. Y como seres humanos tenemos derecho a una vida digna, con un trabajo digno con el que pagar una vivienda en una sociedad donde tener una vivienda no es un derecho sino un lujo.
                                                                                                               Barcelona, 26 de febrero de 2013

 [1] Alejandro Amo ha participado en una profunda investigación que pone evidencia cómo se ha realizado la manipulación y quién está detrás

1 comentari:

  1. Anònim07:30

    Animo neska-mutilak. Marcos readmisión. Más sidrerías y menos movistar, un abrazo.

    ResponElimina